Seleccionar página

En cosmética natural entender y conocer la piel es fundamental, si tu piel no te da ningún problema lo tienes mas fácil, pero si alguna vez te has visto la piel enrojecida, caspa, picor….. seguramente tendrás que ponerte en manos de un medico, he invitado a Adela para que te ayude y nos hable de “algunos” enrojecimientos, picores, descamaciones… que pueden afectar a la piel.

Os dejo con ella: Adela Emilia Gómez Ayala: y el enlace a su web por si queréis saber más de ella:

Mi web de salud.

En este post de invitado que escribo para CUIDARTEBIO, lo cual es para mí toda una satisfacción dada la calidad de sus contenidos, la temática elegida es el eccema.

Aunque resulte difícil de creer, en determinadas situaciones, la presencia de un eccema, más allá de su repercusión estética o del picor que pueda generar, esconde un severo problema de salud.

No pretendo asustarte en absoluto, pero tampoco creo que cualquier irritación cutánea deba banalizarse.
Otro punto que también es importante,es el hecho de que al ser una afectación de la piel, a veces aparece en zonas anatómicamente visibles, y puede ocasionar rechazo social.
Nada más lejos de mi intención que asustar, banalizar o acomplejar a quién sufre un eccema.
Simplemente pretendo dejar claro, que el eccema es un síntoma, no una enfermedad concreta.
Como tal síntoma, puede aparecer en el contexto de diferentes enfermedades.

Sin más preámbulos, creo que lo mejor es entrar en materia.

CONCEPTO:
De entrada, lo mejor es aclarar términos: eccema, eczema o dermatitis eccematosa son palabras sinónimas.
Este término hace referencia a una afectación dermatológica, caracterizada por la presencia de una lesión inflamatoria.
Esa lesión inflamatoria puede tener las siguientes formas:
• Eritema.
• Vesícula.
• Pápula.
• Exudación.
Para conocer un poco mejor las diferentes lesiones cutáneas que pueden englobarse en el concepto de eccema, te aconsejo el siguiente vídeo: “Lesiones primarias y secundarias en la piel”.

En definitiva, en un eccema, lo más habitual es encontrar:
• Sequedad.
• Enrojecimiento.
• Picor (técnicamente llamado prurito).

ORIGEN
Si en muchos casos, determinar el origen de una enfermedad concreta es complicado, si te hablo de cuál es la causa de un determinado síntoma, ya esto casi que es misión imposible.
Aún así, trataré de simplificar en la medida de lo posible.
En algunos artículos, al hablar del origen del eccema, se distingue entre factores internos y factores externos.

Desde mi perspectiva, creo que es más didáctico describir los diferentes factores capaces de generar un eccema.
Tales factores incluyen:
• Predisposición genética (como en numerosos problemas que afectan a la salud).
Sequedad o maceración de la piel.
• Alergia.
• Infecciones el pie de atleta.
• Problemas circulatorios.
• Trastornos emocionales, especialmente el estrés.

TIPO
Puesto que el eczema es simplemente un síntoma, a continuación verás las diferentes patologías que cursan con dicha manifestación:

.- Dermatitis atópica.
También se conoce como eczema atópico.
Lo más característico es su evolución crónica, con brotes que aparecen de forma recurrente.
Cuando el afectado presenta uno de esos brotes, aparecen eccemas que casi siempre se asocian a un intenso picor, lo cual como es obvio, facilita el rascado.

¿En qué zonas de la piel aparecen esos eccemas?

Normalmente se observan en zonas simétricas y de flexión; por ejemplo en la cara anterior de los brazos o de las piernas. También puede aparecer en el rostro, en el cuello o en el torso.
Los pacientes que sufren esta dermatitis suelen presentar también otros problemas alérgicos: rinitis, asma.
Es característica la existencia de antecedentes alérgicos en la familia.
Tiende a presentarse en niños, más correctamente en lactantes, pero es un cuadro que por lo general, desaparece con el tiempo.
En algunos casos, el problema se mantiene durante la edad adulta.
El picor y consiguiente rascado, especialmente en los niños, favorece la aparición de diferentes infecciones.

.- Dermatitis seborreica.
También conocida como eccema seborreico.
Se suelen distinguir 2 formas de presentación: niños y adultos.

La dermatitis seborreica en los niños, básicamente en los bebés, se conoce como costra láctea.

Si quieres más información te aconsejo el vídeo “Costra láctea definitiva”.cuidarte-bio-dermatitis

En un adulto con dermatitis seborreica, las zonas afectadas suelen ser la cara, las orejas y el cuero cabelludo.

cuidarte-bio-dermatitis-seborreica
Es menos habitual, pero a veces las escamas aparecen también en otras zonas corporales: espalda, axilas, escote o ingles.
Las escamas que aparecen en el cuero cabelludo se conocen comúnmente como caspa.
En algunos casos, en las zonas afectadas, aparece picor.

.- Eccema discoide.
Otra denominación que recibe es eccema numular.
Las lesiones aparecen por lo general en piernas y brazos, aunque también pueden verse en el pecho.
Dichas lesiones aparecen como parches o pequeñas monedas.
Es un eccema que afecta fundamentalmente a la población adulta, y guarda relación con la dermatitis atópica.
Factores como la sequedad cutánea, los irritantes ambientales, el estrés o los cambios de temperatura, favorecen su aparición.
Parece ser debido a hongos, como ocurre en el pie de atleta.

.- Eccema dishidrótico.
También se le conoce como dishidrosis, ponfólix o eccema vesicular palmoplantar.
En un principio se pensó que se trataba de una dermatitis fruto de la retención del sudor por taponamiento de los conductos sudoríparos.
Actualmente se admite que es una dermatitis eccematosa típica de personas jóvenes, de carácter crónico, recurrente con empeoramiento estacional.
Las lesiones son vesículas de tamaño milimétrico que aparecen en las plantas, palmas y caras laterales de los dedos y en las plantas de los pies.
Suele provocar un intenso picor.
Se considera que la atopia es un factor de riesgo.

.- Eccema irritativo.
Esta dermatitis es provocada por el contacto con productos de limpieza, que pueden irritar la piel: lejías, jabones,…
Es típico de amas de casa, así como de personas que trabajan con productos de limpieza.
Si quieres más información, puedes consultar el post “Eccema de manos: No siempre es alergia”.

.- Eccema alérgico de contacto.
En este tipo de eccemas, el afectado acaba desarrollando una alergia a algún producto con el que haya estado en contacto.
Los productos capaces de generar este tipo de dermatitis incluyen, desde productos de higiene y belleza (jabón, perfume, maquillaje,…) hasta medicamentos o conservantes.

.- Eccema craquelé.
Otra denominación que recibe es eccema asteatósico.
Es muy común en ancianos.
Es característica una piel seca con tendencia al agrietamiento.
Los cambios propios del envejecimiento (alteración de la capa córnea, problemas nutricionales,…) favorecen su aparición.
Se observa en las piernas de los ancianos y casi siempre genera picor.
Más información sobre las características de este tipo de piel en el “Manual de Dermatología Geriátrica”.

.- Dermatitis por estasis.
También conocida como dermatitis gravitacional.
Es un tipo de eccema que tiende a presentarse en personas con varices e hinchazón de la parte inferior de la pierna.
En definitiva, es un eccema muy común en personas con insuficiencia venosa crónica.
Es frecuente que la persona afectada desarrolle úlceras vasculares.

SÍNTOMAS
Las manifestaciones del eccema varían en función de la causa, la localización y la edad del afectado.
A grandes rasgos, puede decirse que en una dermatitis, los síntomas principalmente incluyen:
• Inflamación y enrojecimiento de la piel.
• Picor.
• Sequedad.

TRATAMIENTO.
Ante una dermatitis eccematosa, puede que sea necesario el empleo de tratamiento medicamentoso.
El uso de un fármaco u otro va a depender principalmente del origen de dicho eccema.
Sin embargo, en los casos en los que el picor es sumamente intenso, independientemente de la causa de la dermatitis eccematosa, puede que sea necesario emplear antihistamínicos y corticoides.

Los productos dermocosméticos que se emplean en caso de eccema han de tener componentes adecuados para tratar una piel inflamada e irritada, además de reseca en numerosas ocasiones.
  • Para combatir esa deshidratación son muy útiles los productos que contienen los ácidos grasos omega-3 y omega-6, los cuales facilitan la regeneración del manto ácido que recubre la piel.
  • Las vitaminas A, D y E ayudan a la piel a retener la hidratación, a la vez que estimulan la producción de colágeno.
  • Otros componentes que también son adecuados para estos dermocosméticos son el aceite esencial del árbol de té por su efecto antimicrobiano.

Nos despedimos de Adela, si queréis saber mas de ella, podéis encontrarla en su web y en su cuenta de: LinkedIn.

Espero que te haya gustado conocer a Adela y te sirva de ayuda este resumen sobre los eccemas.

Cuídate, ama, sueña, vive feliz.

 

 

 

Te encantará:

The following two tabs change content below.

Carmen

Casi por casualidad, conocí el lado Bio de la vida, me enamoro y ahora me dedico a enseñarlo ¿Quieres conocer Tu lado Bio? Quédate conmigo y descarga Tu regalo

Para empezar te regalo un curso para hacer una crema facial y mi asistencia si necesitas ayuda para completarlo.

Si estás cansada de promesas imposibles y de que el marketing decida por ti, tengo mucho que contarte.

 

Me suscribo

* Obligatorio
Al darte de alta aceptas mi política de privacidad

Te has suscrito correctamente!