WhatsApp 676 988 900 hola@cuidartebio.es

Ya estamos en primavera y cuando menos cuenta nos demos estamos ya disfrutando de los primeros días de sol y playa, así que es un buen momento para pararse a leer como nos ayuda o nos perjudica el sol.

La luz solar es buena, es sana ,nos ayuda, pero…. en exceso, causa un efecto contrario

¿Por qué es buena la luz solar?

  • La luz solar estimula la producción de la vitamina D.
  • Causa sensación de bienestar.
  • También desencadena una respuesta inmunitaria que envía células reparadoras y protectoras a la piel.

Un exceso de sol hace que “Tu” piel se queje

¿De que se defiende tu piel?

Del exceso de rayos UV.

Tu lo que percibes es un precioso bronceado, pero si no lo has adquirido de manera prudente en Tu interior, Tus células y tejidos se han dañado.

El fotoenvejecimiento es la lesión cutánea más frecuente debida a la exposición a los rayos UV, el fotoenvejecimiento es el envejecimiento prematuro de la piel, que es visible por que se producen plegaduras finas y gruesas en la piel, cambio de textura, pérdida de elasticidad…….la mayoría de estas alteraciones se deben a cambios en la dermis, pero también se producen cambios en la epidermis, como trastornos de la pigmentación.

¿Qué ocurre cuando me tumbo a tomar el sol en exceso sin protección?

¿Es saludable broncearse?

En una palabra: NO

Aunque el bronceado se considera un signo de buena salud y de una buena vida, no es un beneficio para la salud y en realidad es un riesgo, cualquier exposición a la luz ultravioleta A o B (UVA o UVB) puede alterar o lesionar la piel, es más, la exposición a largo plazo a la luz solar lesiona la piel y aumenta el riesgo de cáncer de piel.

¿Qué es lo que “hacen” los UVA y UVB en nuestra piel?

La dañan.

Tu piel cambia para protegerse del daño de los UVA y UVB.
  • Tu epidermis se engrosa, se verá por lo tanto más “fea”, mas basta.
  • Los melanocitos (células que producen la melanina) aumentan la producción de melanina, que su función es absorber las radiaciones UV, así evita que se dañen las células y penetren hasta capas mas profundas.
  • La elastina de la dermis disminuye con la edad, pero en la piel fotoenvejecida por el sol la elastina aumenta en proporción a la cantidad de exposición solar, estas fibras elásticas van a ocupar el lugar que tendría el colágeno, y esta deposición alterada de la elastina se va a manifestar como arrugas y una coloración amarillenta de la piel.
  • En la piel fotoenvejecida el colágeno se desorganiza, el colágeno es la base de la dermis, supone el 75% de su peso en seco,
  • También se producen cambios en la microvasculatura, recordar que la epidermis no esta vascularizada, así que depende de la dermis que si está vascularizada para “alimentarse”, en la piel fotoenvejecida hay una reducción del número de vasos sanguíneos dérmicos, así que la llegada de nutrientes tanto a la epidermis como a las dermis se ve reducida por el fotoenvejecimiento.
  • Los UVA y UVB dañan el ADN de nuestras células (ADN: “esa” molécula que guarda “toda la información” de cada uno de nosotros y la transmite de padres a hijos) nuestro organismo va reparando “ese” daño, pero si te excedes tomando el sol Tu cuerpo no tiene tiempo de reparar el daño y la célula muere.
  • Aproximadamente el 50% del daño que causan los UVA y UVB provienen de la formación de radicales libres (Te recomiendo leas el final de esta entrada si tienes dudas acerca del tema de los radicales libres)

Nuestro cuerpo está preparado para reparar el daño que causan los UVA y UVB y produce más melanina para que absorba esa radiación UV y no dañen nuestras células.

Así que cuando te sientas feliz al mirarte al espejo y lucir ese bronceado que te resulta tan favorecedor,piensa que el bronceado es un mecanismo de defensa que tiene nuestro cuerpo.

Si te excedes tomando el sol Tu cuerpo ya no tiene capacidad de protegerse más, y se producen daños irreversibles, la muerte celular y lo que tu veras es una piel más gruesa, la veras por lo tanto con menos brillo, más áspera y si insistes terminarán por aparecer arrugas.

Así que querida amiga aunque la exposición al sol ayuda a generar vitamina D, hoy en día se recomienda mantener niveles adecuados de vitamina D consumiendo suplementos si es necesario más que por la exposición al sol y además está demostrado que si realizamos una vida normal recibiremos la radiación ultravioleta necesaria para cubrir nuestras necesidades metabólicas.

Y para terminar te recuerdo como “funciona” el FPS, factor de protección solar,”ese número” que vemos en nuestros protectores solares, y que muchas veces se malinterpreta :

es una estimación del tiempo que necesita la piel para que se produzca una quemadura estando protegida, es decir, el tiempo que puedes estar al sol sin quemarte.

Por ejemplo:

Si Tu puedes exponerte al sol 10 minutos sin tener quemaduras y utilizas un FPS de 20 te protegerá del sol durante 200 minutos (10 x 20).

Si Tu eres capaz de estar 20 minutos sin quemarte, la elección de un fotoprotector 9 te supondrá una protección de 180 minutos (20 x 9 )

Los protectores solares con un FPS mayor ofrecen protección por períodos de tiempo más prolongados.

¿Y cuánta radiación va absorber la crema protectora para evitar “ese” trabajo de protección a tus células? ¿Toda?

NO.

Asociado al concepto tiempo de protección del FPS está también la cantidad de radiación que absorbe:

Por ejemplo una crema con un FPS 30 puede absorber más del 92% de la radiación UV y otra con factor 50 absorber hasta un 97%, aunque las cremas con FPS mayor de 50 no esta claro que ofrezcan más protección, o dicho de otra manera, no está demostrado que ninguna crema te ofrezca protección 100%, es decir, que absorban el 100% de los UV.

¿Cuanta cantidad tienes que ponerte?

La dosis teórica recomendada es de 2 mg por cm2, para ser prácticas: aplica una cantidad suficiente que te cubra de forma homogénea y repite la aplicación cada dos horas, después de meterte en el agua o de practicar ejercicio o si has sudado mucho.

Y por último, ya estoy morena, o soy muy morena ¿Tengo que usar protector solar?

SI

Se aconseja usar protector solar independientemente del tipo de piel, porque todas necesitamos protección contra los rayos UV, pero hay que adecuar la protección al tipo de piel, si eres o estás muy morena ya tienes un factor de protección que has desarrollado, adecua el protector.

Si quieres saber más sobre las arrugas,te recomiendo la lectura de esta entrada: Las arrugas

Te recomiendo que leas estas dos entradas sobre Tu piel para entender bien el fotoenvejecimiento es importante conocer bien Tu piel.

Como es tu piel (Primera parte)

Como es tu piel (Segunda parte)

¿Te gusta la cosmética natural? ¿Te gustaría aprender más? Te dejo el acceso a la escuela: Entrar

¿Necesitas una asesora por que tienes un negocio de cosmética/Bienestar? Te dejo el acceso a mis asesorías: Entrar

Cuídate, ama, sueña, vive feliz.

cosmetica-natural-bio

The following two tabs change content below.

Carmen

Casi por casualidad, conocí el lado Bio de la vida, me enamoro y ahora me dedico a enseñarlo ¿Quieres conocer Tu lado Bio? Quédate conmigo y descarga Tu regalo

Para empezar te regalo un curso para hacer una crema facial y mi asistencia si necesitas ayuda para completarlo.

Si estás cansada de promesas imposibles y de que el marketing decida por ti, tengo mucho que contarte.

 

Me suscribo

* Obligatorio
Al darte de alta aceptas mi política de privacidad

Te has suscrito correctamente!

1
¡Hola! Me encantará que formes parte de mis alumnas. ¡Un súper abrazo!
Powered by