Seleccionar página
La semana pasada empezamos a hablar de los “claims” alimentarios, con el ejemplo más común que es el término “Light”, pero hay otros muchos reclamos publicitarios que nos inducen a comprar un alimento por el atractivo de ese reclamo y quizás lo que hay detrás de ese término no es lo que piensas.

Te dejo el acceso a la entrada de la semana pasada por si te la perdiste:

Leer.

¿Que más reclamos podemos encontrarnos?

La versión más actual de “light” es “zero” o “producto diet”, estos productos suelen consumirlo aquellas personas que no deben tomar muchas calorías porque tienen tendencia a engordar o porque están intentando perder peso, y no quieren dejar de permitirse ciertos alimentos o caprichos.

¿Que puede ocurrir con estos alimentos light, zero, diet…..? ¿Que ocurre con los alimentos que no les añaden azúcar?

En general pueden pasar varias cosas:

  • Que les añaden más cantidad de grasa de mala calidad, para que sean más palatables, si no lleva azúcar “sabe menos”, es menos apetecible, por lo que no se consumiría, así que lo que quitan de azúcar, se lo añaden en grasas.
  • Les añaden otro tipo de edulcorantes, para que mantengan su sabor dulce, como puede ser “Stevia”, es un edulcorante que se extrae de la planta “Stevia Rebaudiana” que tiene glucósido de esteviol que es el responsable del sabor dulce, sufre un proceso de extracción y cristalización posterior, como la mayoria de los edulcorantes, es un “aditivo” alimentario autorizado y tiene establecido una ingesta diaria de 4 mg/Kg de peso.
¿Que me gustaría que entendieras de todo esto?

No por ser bajo en grasas, tiene porque ser bajo en calorías, y no por ser bajo en azúcares, tiene porque ser bajo en calorías, no por ser bajo en grasas, tiene porque ser más saludable, no por ser bajo en azúcares, tiene porque ser más saludable……

Es decir, cuidado con la asociación de ideas que tenemos con respecto a los reclamos alimentarios.

Pese al espectacular aumento de las ventas de los productos light, zero, diet… bajo en calorías, bajo en grasas, en azúcares…. esto no ha llegado acompañado de una disminución de la incidencia de las tasas de obesidad.

Me gustaría que te hicieras a ti misma la pregunta ¿cómo me influyen los términos light y similares?

¿Te conciencian sobre aspectos nutricionales? o ¿te generan la ilusión de que son alimentos que no engordan? ¿más saludables?

Para terminar hoy quiero hacer contigo otra reflexión:

Es frecuente también mirar las en las etiquetas de los alimentos las calorías que tienen ¿verdad? no es que sea mala idea, pero ¿Tiene sentido contar calorías?

Hay que tener en cuenta las calorías que tienen los alimentos, por supuesto, porque un consumo elevado de calorías es lo que favorece la obesidad y el sobrepeso, pero lo que es realmente importante es que que veas el “valor nutricional” del alimento, elige alimentos saludables por su composición – equilibrio dentro del global de tu dieta, procura minimizar los alimentos procesados, aumenta el consumo de grasas mono y poliinsaturadas y a la vez disminuye el consumo de grasas saturadas, y controla la cantidad de azúcar de diaria que consumes.

Cuídate, ama, sueña, vive feliz.

Cuidarte BIO

 

Te encantará:

The following two tabs change content below.

Carmen

Casi por casualidad, conocí el lado Bio de la vida, me enamoro y ahora me dedico a enseñarlo ¿Quieres conocer Tu lado Bio? Quédate conmigo y descarga Tu regalo

Para empezar te regalo un curso para hacer una crema facial y mi asistencia si necesitas ayuda para completarlo.

Si estás cansada de promesas imposibles y de que el marketing decida por ti, tengo mucho que contarte.

 

Me suscribo

* Obligatorio
Al darte de alta aceptas mi política de privacidad

Te has suscrito correctamente!